Celulitis

La celulitis conocida popularmente como ”piel de naranja”, aunque  no es una enfermedad, es uno de los mayores problemas estéticos que sufren las mujeres a lo largo de su vida. Habitualmente localizada en las extremidades inferiores.

Hay múltiples causas que determinan la celulitis ( hereditarias, hormonales, vasculares, tóxicas –tabaco-, medicamentosas, la menopausia, el sedentarismo…). Estos factores determinan alteración de la piel y del tejido adiposo superficial, con un mayor cúmulo  de líquidos, aumento de las células de grasa que forman nódulos y aparición de tabiques fibrosos, que deforman la piel dando lugar a la conocida “piel de naranja”.

Para conseguir un buen resultado terapéutico, ante un problema tan complejo, crónico e inestético, hay que hacer un tratamiento integral y personalizado que actúe sobre todas las causas posibles de las alteraciones fisiopatológicas. Se darán además pautas  alimentarias y de ejercicio saludables, así como recomendaciones de diferentes técnicas

(según el tipo de celulitis), las más habituales son: mesoterapia, lipomasaje, presoterapia, caboxiterapia, radiofrecuencia, ultrasonidos…

Saber más sobre Celulitis

¿QUÉ ES LA CELULITIS?

La celulitis conocida popularmente como “piel de naranja” es uno de los mayores problemas estéticos que sufren las mujeres a lo largo de toda su vida. Consiste en una alteración de la dermis y del tejido graso superficial (habitualmente de las extremidades inferiores), debida a factores vasculares, alteración de los tabiques del tejido conjuntivo, factores inflamatorios y diferencias en la arquitectura de los tejidos en la mujer. Todo ello determina un mayor cúmulo de líquidos, aumento de las células de grasa (adipocitos) que se agrupan formando nódulos, y entre estos nódulos se forman tabiques fibrosos verticales, que deforman la superficie de la piel, dando lugar a la conocida “piel de naranja”.

CAUSAS DE LA CELULITIS

Además de los factores hereditarios y constitucionales señalaremos: factores vasculares, factores específicos de los tejidos en la mujer, factores inflamatorios, factores hormonales, dieta inadecuada, estrés, hábitos tóxicos (como el tabaco), toma de ciertos fármacos (anticonceptivos orales…), menopausia, ciertos tipos de ejercicios (aeróbic intenso…). sedentarismo, uso de prendas ajustadas…

CLASIFICACIÓN DE LA CELULITIS

GRADO I…………….Celulitis Edematosa

GRADO II…………..Celulitis Blanda

GRADO III………….Celulitis Dura o Fibrosa

TRATAMIENTO DE LA CELULITIS

Para conseguir buenos resultados terapéuticos ante una patología tan compleja, crónica e inestética, es necesario hacer un tratamiento integral de la celulitis que abarque desde hábitos alimentarios saludables, tipos de ejercicios físicos, y diferentes técnicas de tratamiento que actúen, a ser posible, sobre cada una de las alteraciones fisiopatológicas que determinan la celulitis. Entre las técnicas más utilizadas están: mesoterapia, lipomasaje, presoterapia, carboxiterapia, radiofrecuencia, ultrasonidos…. Los tratamientos se individualizan y se ajustan según las características de cada paciente y tipo de celulitis. Una vez finalizado el tratamiento permite la incorporación inmediata a las tareas habituales.

COMENTARIOS SOBRE LA CELULITIS

La celulitis no es una enfermedad, se trata de un proceso benigno de carácter crónico, pero que supone uno de los mayores problemas estéticos para la mujer. Conseguir una buena respuesta terapéutica a la celulitis implica abordarla mediante un tratamiento integral.