Peelings químicos

Es una técnica muy utilizada en Medicina Estética y consiste en la aplicación sobre la piel de un agente irritante o caústico (habitualmente el ácido glicólico), para eliminar de forma controlada capas de la epidermis y de la dermis. Según sea su penetración, se clasifican en: Superficiales (son los más utilizados), Medios y Profundos.

Tienen múltiples indicaciones, siendo las más habituales: Envejecimiento cutáneo, manchas de la piel (léntigos…), arrugas finas, estrías, acné vulgar y sus secuelas…

La aplicación sobre la piel se hace con un control riguroso del tiempo de exposición.

Como consecuencia del tratamiento, la piel se sustituye por otra de mejor calidad, con menos manchas, mejor textura y elasticidad, dándole un aspecto más jóven y luminoso. Además disminuye la probabilidad de aparición de cánceres de piel.

La técnica es bien tolerada, con escasos efectos secundarios (sobretodo los peelings superficiales), permitiendo la incorporación inmediata a las tareas habituales.

Saber más sobre Peelings químicos

¿QUÉ ES EL PEELING QUÍMICO?

Peeling procede de la palabra inglesa “peel” que significa pelar, exfoliar, decapar. Es una técnica muy utilizada en la Medicina Estética Dermatológica y consiste en la aplicación sobre la piel de un agente químico irritante o cáustico para eliminar de forma controlada distintas capas de la epidermis y partes variables de la dermis. El control del efecto sobre la piel viene determinado por la concentración del ácido que se aplica y el tiempo que permanece en contacto con la piel.

INDICACIONES DE LOS PEELINGS QUÍMICOS

Fotoenvejecimiento cutáneo. Manchas de la piel (léntigos solares, melasma…), arrugas finas, estrías, acné vulgar y sus secuelas, queratosis actínicas, queratosis seborreicas y como tratamiento preparatorio para otras técnicas como la Mesoterapia…

CLASIFICACIÓN DE LOS PEELINGS QUÍMICOS

  • SUPERFICIALES: Habitualmente profundizan hasta la epidermis (son los más utilizados).
  • MEDIOS: Destruyen la epidermis y causan inflamación en la zona superior de la dermis.
  • PROFUNDOS: Destruyen la epidermis y afectan hasta la dermis profunda.

PRODUCTOS QUE SE UTILIZAN PARA LOS PEELINGS QUÍMICOS

Los productos químicos más utilizados son: ácido glicólico, ácido salicílico, ácido retinóico y el ácido Tricloroacético (TCA).

TÉCNICA Y EFECTOS TERAPÉUTICOS DE LOS PEELINGS QUÍMICOS

Previamente al inicio de la técnica se indicará una preparación de la piel de al menos dos semanas. Una vez preparada la piel y protegidas las zonas más sensibles (como las alas nasales) se aplica el producto químico sobre la piel, con un pincel o con un bastoncillo. Se hará por zonas y con un control riguroso del tiempo de exposición. Conseguido el efecto, se procederá a la neutralización del ácido. Como consecuencia de la terapia, la piel se sustituye por otra de mejor calidad y mayor grosor. Hace que la piel tenga menos manchas, mejor textura y elasticidad por aumento del colágeno, lo que le da un aspecto más joven y luminoso. Los peelings, además de acelerar el recambio de la piel, disminuyen la probabilidad de aparición de lesiones cancerosas.

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO DE LOS PEELINGS QUÍMICOS

El número de sesiones variará según la lesión a tratar y la concentración del ácido utilizado. Como orientación: entre cuatro y ocho sesiones separadas entre dos y cuatro semanas.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS PEELINGS QUÍMICOS

Los peelings superficiales (que son los más frecuentes) raramente causan complicaciones y en todo caso son leves o moderadas y habitualmente reversibles. Puede aparecer enrojecimiento las primeras 48 h., inflamación, hiperpigmentaciones, aparición de un brote de acné, activación de un herpes simple… En los peelings medios y profundos existe riesgo de aparición de quemaduras y cicatrices… Es indispensable la protección solar tras el tratamiento.

COMENTARIOS SOBRE LOS PEELINGS QUÍMICOS

Es una técnica eficaz y muy utilizada en Medicina Estética Dermatológica. Tras la realización del tratamiento el paciente puede incorporarse de manera inmediata a sus actividades habituales.