Hilos tensores reabsorbibles

Los hilos tensores de Polidioxanona (P.D.O.) de reciente introducción, han supuesto un gran avance en el tratamiento del “ siempre difícil problema” de la flacidez.

Los hilos P.D.O. son hilos de sutura quirúrgicos utilizados desde hace años por los cirujanos (especialmente los cardiovasculares) con una óptima tolerancia.

Se introducen a través de la piel con finas agujas y se depositan por debajo de la dermis, previa anestesia tópica. Son muy bien tolerados y son reabsorbibles.

Están indicados en cualquier zona del cuerpo en la que exista flacidez (cara, cuello, tercio superior del escote, zona periumbilical, brazos, borde interno de muslos…).

Una vez colocados, determinan una reacción “estimulante” del tejido conjuntivo con formación de colágeno y fibras elásticas, mejorando la elasticidad y tensión de la piel.

Finalizada la técnica, el paciente puede incorporarse a sus tareas habituales, aunque teniendo en cuenta la probable aparición de hematomas.

Saber más sobre Hilos tensores reabsorbibles

¿QUÉ SON LOS HILOS TENSORES REABSORBIBLES?

Los hilos tensores han supuesto una “revolución” en la Medicina Estética actual para el tratamiento de la flacidez corporal, que es uno de los problemas estéticos más difíciles de resolver. Los Hilos Tensores P.D.O. (Polidioxanona) son unos finos hilos de sutura quirúrgica ampliamente utilizados en la Cirugía Cardiovascular, que consiguen mejorar la flacidez cutánea creando nuevo colágeno y fibras elásticas.

INDICACIONES DE LOS HILOS TENSORES

Los hilos tensores están indicados en todas aquellas zonas del organismo donde exista flacidez que se quieran reafirmar: cara, cuello, tercio superior del escote, antebrazos, abdomen, borde interno de los muslos…

TÉCNICA PARA LA COLOCACIÓN DE LOS HILOS TENSORES

La técnica consiste en la inserción de agujas finas (que portan los hilos P.D.O.) por debajo de la piel (en la hipodermis), permaneciendo los hilos a ese nivel, una vez retiradas las agujas. Previamente se aplica en la zona anestesia tópica en crema (tipo EMLA®). La técnica es prácticamente indolora, rápida y eficaz.

MATERIALES QUE SE UTILIZAN PARA LOS HILOS TENSORES

Habitualmente son Hilos P.D.O. Se utilizan agujas de diferentes grosores y longitudes, lo que facilita el tratamiento y adaptación a las características anatómicas de cada zona a tratar. Los P.D.O. son hilos de sutura altamente seguros, biocompatibles y biodegradables que se reabsorben totalmente de manera espontánea. Los hilos son de distintas características: monofilamentos, tornados, espiculados…

DURACIÓN DE LOS EFECTOS DE LOS HILOS TENSORES

El efecto tensor suele durar algo más de un año. Los efectos se aprecian a partir del mes y medio de su colocación y en ocasiones se indica un tratamiento complementario entre los tres y los seis meses.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS HILOS TENSORES

Suelen ser leves o moderados y habitualmente transitorios. Destacar entre los más frecuentes: hematomas (frecuentes), hinchazón, enrojecimiento, infección, lesión vascular y nerviosa ( muy poco probable)…

COMENTARIOS SOBRE LOS HILOS TENSORES

Los hilos tensores no aportan volumen, únicamente actúan tensando la piel. No modifican la expresión del rostro. Tras el tratamiento la incorporación a las actividades habituales es inmediata, aunque se tendrá en cuenta que es frecuente la aparición de hematomas.